El 5 de Julio de 1983 en la ciudad de Cali se inicia la historia del Liceo Campestre La Misión. Como todos los sueños trae consigo la duda sobre el porvenir, las dificultades que son normales ante todos los desafíos, pero también el amor por saber que estamos trabajando por una nueva Colombia.

En sus inicios el Liceo Campestre La Misión se denomino “Jardín Infantil Marco Antonio”, su fundadora Nidia Giraldo, una joven emprendedora licenciada piensa en la alternativa de una empresa propia en la cual puedan brindar una educación de calidad. Así es como en la Carrera 5 Norte # 67N-24 del Barrio Calima el Jardín abre sus puertas en un salón grande y cuatro más pequeños, servicios sanitarios y bebedero, lo básico para comenzar a soñar.

La primera niña matriculada fue Andrea Ramírez Romero junto a 49 compañeros más y el libro de matriculas para este periodo se cerró con la estudiante Diana María Monroy. Los primeros docentes fueron sus fundadores y como institución durante el año realizo actividades académicas y lúdicas entre ellas; Izadas, fiestas religiosas, jornadas culturales, novenas navideñas, día de la Madre, clausuras y grados.

A partir del año de 1984 el jardín comienza a crecer, se da apertura al grado de primero, se integran nuevos docentes y el Jardín comienza a tener mayor presencia a nivel social e intercolegial. Para 1985 cambia la razón social de Jardín a “Colegio Marco Antonio” se da apertura al grado tercero y nuevos estudiantes llegan a la institución año tras año. Para 1987 se completan los grados de primaria y ya nuestra población estudiantil ha crecido y el impacto social es mucho mayor.

La segunda sede del Colegio Marco Antonio llega en el año de 1988, la necesidad de ampliar y de prestar un servicio mucho menor nos exige dejar la primera sede y a unas cuantas cuadras de allí encontramos lo que en ese momento era el lugar perfecto para nuestro colegio. En la calle 62 N # 4 AN 48 del barrio Calima el Colegio estuvo 3 años y tiempo después nuestra empresa exigía una nueva planta física. Para ese momento era un gran salto y desafío asumir una nueva sede y sin saberlo era el primer paso a lo que sería el futuro de nuestra institución. En la Calle 62 N # 5N-59 del Barrio Calima tenemos una sede amplia, muy grande para el momento histórico del Colegio Marco Antonio, pero sobre todo era el anuncio de un futuro muy especial.

Solo hasta el año de 1994 llegamos a nuestra primera sede campestre en el sector de Menga, Carrera 38 # 7 – 124 Callejón inducon. En esta nueva sede se da abre el grado séptimo de bachillerato con un grupo de 24 estudiantes matriculados. De ahí en adelante, la historia de nuestro Liceo se escribe todos los días en familias, estudiantes y egresados de nuestra institución. Cada día esperamos servir a nuestra ciudad y país, servir a las familias y convertir la educación en el arma más poderosa, ella transforma el presente y construye el futuro.

Hoy ustedes pueden visitarnos en nuestra sede en el KILOMETRO 1 VIA A DAPA, CARRETERA ANTIGUA A YUMBO, COLINAS DE ARROYOHONDO.