La Filosofía del Liceo

La comunidad educativa en perspectiva cristiana involucra al aprendiente, padres de familia, directivos, trabajadores, profesores y el entorno social en la misión de vivenciar a partir del amor de Cristo una serie de valores que se desarrollan de acuerdo a la función y posición de cada uno de los miembros de la comunidad.  De tal manera esos valores son:

Un aprendiente que desde el amor sea cariñoso, amable, respetuoso, responsable, autónomo, solidario, sensible y creativo. un verdadero líder, en su vida productiva y familiar.

  • Un padre de familia responsable, justo, comprensivo, participativo y colaborador en nuestro proyecto educativo.
  • Directivos dinámicos, autocráticos y abiertos al cambio para alcanzar los logros propuestos.
  • Enseñante  creativo, dinámico, sensible, flexible, ecuánime y modelo ético del verdadero maestro que se  requiere en el Proyecto Educativo Institucional.
  • Empleados responsables, honestos y serviciales para que participen en la construcción del presente proyecto.

Tenemos la necesidad de auxiliarnos de manera importante de los aportes de otras disciplinas,  como la psicología, en contribución a la búsqueda de un modelo real e ideal que se aplique a las necesidades actuales.

Nuestra Educación

En el Liceo Campestre La Misión  la educación está orientada a la construcción de una sociedad democrática, participativa y pluralista; que acepte, conozca y respete la diferencia, un lugar de encuentro afectivo y solidario, que proporcione medios interesantes y atractivos, que enfatice el trabajo colectivo, donde sea grato vivir los valores en forma compartida, donde se permita actuar con autonomía; un verdadero laboratorio para la vida.

Nuestra Pedagogia

La pedagogía en nuestra institución tiene como base los siguientes aspectos:

EL CONOCIMIENTO: Se busca facilitar la construcción del conocimiento por el alumno, con el propósito de que no le sea tan efímero y le sirva de fundamento para construir sobre este otros saberes.

LA METODOLOGIA:  Ha de ser tal, que lo que busque sea generar en el alumno inquietudes, reflexiones y motivos que lo conviertan en un investigador creativo y permanente, caminante hacia lo superior; todo esto a través de la educación basada en procesos, de  ahí la denominación de “pedagogía progresiva” nuestro modelo institucional.

EL DOCENTE MEDIADOR: Un verdadero artista de la ciencia de la educación, investigador de estrategias pedagógicas.  Activo, creativo, facilitador de procesos, conocedor de la verdadera naturaleza humana y respetuoso por las diversas condiciones que esta ofrece.

EL APRENDIENTE: Merece el mayor respeto.  Se busca que tome conciencia de su naturaleza y finalidad, de la necesidad de participar activamente en su desarrollo integral como requiero para alcanzar una vida digna y feliz, constructiva y deseosa del progreso en su propia formación.

LA COMUNICACIÓN: Debe fundamentarse en el principio de igualdad entre todas las personas: alumnos, profesores, directivos, trabajadores y padres de familia.  Por tanto se requiere que opere en todas las direcciones y ubique al alumno en condiciones tales que pueda opinar libremente, valorar, discernir y tomar decisiones responsables.

Todo lo expuesto anteriormente en el principio pedagógico se puede resumir de la siguiente manera:

  • La comunicación estará basada en la verdad y en la libertad de opinión.
  • El respeto a la persona, debe ser el fundamento que marque las relaciones entre los integrantes de la comunidad educativa.
  • Debe ser constante en la institución, promover el desarrollo integral.
  • La tarea educativa exige relación de verdadera armonía entre educadores y aprendientes, y a su vez de estos con el entorno.